Arte y entretenimiento

Y en el principio fue…la maravillosa televisión llena de aventuras

Ah, la televisión. En esos tiempos en que no había cable ni nada.

¿Quién no tiene series de televisión grabadas en la memoria?

Como toda buena historia de miedo que se respete, la fecha de inicio es importante, esta empieza un 2 de noviembre (si,¡ el mismísimo día de los Muertos!) de 1971, el mismo año que se público la novela de EL EXORCISTA y se estrenó en el cine NARANJA MECÁNICA y THE HOUSE THAT DRIPPED BLOOD , ¿coincidencia?, ¿Quién lo sabe?,

La televisión es culpa es de mi madre. O gracias a ella.

Bien diría Freud, que mis primeros encuentros con la sci-fi y con el horror sobrenatural, fueron patrocinados por mi mamá cuando yo tenía 6 o 7 años. Y gracias a la televisión.

¿Cómo olvidar aquellas tardes viendo al Capitán Crane y a la tripulación del Seaview luchar contra monstruos submarinos y salir avante?

O las aventuras a través del tiempo de Tony y Douglas. Inevitable recordar al guapísimo (según mi mamá) Capitán Kirk, al Sr. Spock y al Dr. Bones McCoy ir a donde ningún hombre había ido jamás.

 ¿Y qué me dicen de la familia Robinson y el Dr. Smith, a la deriva en el espacio, donde el robot anunciaba –PELIGRO, PELIGRO– en cada capítulo?

Otras series icónicas que disfruté en su compañía fueron: Proyecto Libro Azul, El Planeta de los Simios, El Hombre de la Atlántida, BATMAN (con un Adam West muy psicodélico) El Hombre Nuclear y La Mujer Maravilla donde una guapísima Linda Carter hacía el papel de la Princesa Amazona.

Por esa misma época, una de mis favoritas era El Superagente 86, con una entrada maravillosa en donde una serie de puertas se abren al paso del protagonista. A la fecha, no puedo dejar de oír el tema principal de la serie cada que paso por una puerta automática…

Las series favoritas que todos tenemos.

Tiene un lugar especial en mi corazón La Dimensión Desconocida, fue mi puerta de entrada al horror y al mundo sobrenatural, semana con semana.

Esperaba ansioso el siguiente capítulo, que me contaran la siguiente alucinante y tenebrosa historia, productos del GENIO (con mayúsculas) de Rod Serling.

Rod Serling, guionista y productor de televisión estadounidense, mayormente conocido por la serie Dimensión Desconocida (The Twilight Zone).

Y bien, ese es el principio de todo: las series ya mencionadas fueron mi iniciación en este viaje que ya me ha durado toda la vida. Se convirtieron en la semilla de mi pasión, en el embrión (¿o debería decir Facehugger?) del fan que ahora soy.

Estas series fueron la primera piedra del camino del experto, del conocedor, del escritor…Del Monstrólogo, como a final de cuentas me bautizó la que me inició en este camino.

Nos leemos en la próxima.

Comentarios