Todos somos Proyecto 18, protagonistas de bajas pasiones

Hoy Proyecto 18 por fin es entretenido, con excelentes propuestas

Proyecto 18 es un dominio que sirvió en algún momento como plataforma de campaña del actual presidente de la República. Pero hoy es más divertido.

21 May, 2020

¿Accedieron a Proyecto 18? Caray, qué gozada.

Proyecto 18 es un dominio que sirvió en algún momento como plataforma de campaña del actual presidente de la República, pero hoy es más divertido.

Me imagino que incluía propuestas de campaña o una lista de buenos deseos y fantasías producto de su ignorancia.

Y digo que me imagino porque nunca visité la página hospedada en esa dirección, aunque todos sabemos que quien fuese responsable de renovar dicho dominio no lo hizo y alguien más lo compró para hacer su sitio porno.

Nuestras risas estentóreas han sido directamente proporcionales al silencio de la porra de la 4T que, avergonzados, no pueden decir nada en defensa ni del proyecto ni del patrón con respecto a este tema.

AMLO quiso compartir un documento serio y todos accedimos a Porno Mexicano Gratis y nos sorprendimos con la cantidad de categorías disponibles. Si ese es el plan, pues hay placer para casi todos.

Escribí antes: Mención honorífica al neoliberalismo porque es amor y progreso.

Pero más nos sorprendimos por ver que diputados, senadores o funcionarios del régimen hicieron lo habitual, no esperado: compartir el material del presidente, sin ver ni leer, claro, porque replican y punto.

Doña Yakult, la comunista de dientes pa’ fuera, o la tía Tatis, una verdadera contestataria, una rebelde (pero de las reglas ortográficas del idioma español), fueron dos de las víctimas colaterales del Proyecto 18.

¿Ya visitaron Proyecto 18?

Como realmente son.

Pero más allá del error, que no estupidez (porque a quién carajos se le puede olvidar renovar un dominio), lo que nos demuestra este evento de comedia llena de risas y diversión, es la rampante mediocridad y capacidad del régimen.

A la ignorancia se le añade la improvisación y se le reviste de necedad para llevar a cabo un proyecto que no sólo ha derrumbado todas y cada una de sus promesas de campaña, sino que ha ido más allá: las ha negado.

Yo nunca dije que iba a bajar la gasolina. Que no va a haber corrupción, pero Ana Gabriela Guevara, Nahle, Bartlett y una lista larga demuestran lo contrario, aunque por hacerse tonto no paramos.

Que nunca dijo lo que dijo, que jamás prometió nada. E insulta a empresarios, médicos y, el día de hoy, a actores que lo apoyaron porque con López iba a haber más cultura.

Si lo siguen defendiendo es porque o están dentro del presupuesto o porque son idiotas sin remedio.

Y ustedes, actores, no se preocupen: si necesitan pueden hacer casting en Proyecto 18.

Quién sabe, tal vez ahí sí veremos sus películas.

Comentarios