Mundo

Basílica de Guadalupe: cerrada en el Día de la Virgen

La Guadalupana La Guadalupana, la Guadalupana bajó al Tepeyac.

12 de diciembre, el Día de la Virgen de Guadalupe.

22 Nov, 2020
La Basílica de Guadalupe abrirá los días 11 y 12 de diciembre.

Si planeaban una visita a la Basílica de Guadalupe el 12 de diciembre, se cancela.

Algún día fui a la Basílica de Guadalupe. De hecho fuimos todos en la escuela a los 6 ó 7 años de edad, porque organizaron un coro en el que interpretamos como mejor se pudo «El Sol nace para todos», de Ricardo Ceratto

Quedó un acetato de 45 rpm como testimonio de tan encantador ridículo que deleitó a las mamás, y cuya funda de papel naranja incluía nuestra huella de la mano estampada con pintura, así como garabatos alusivos al dichoso Sol que sale para todos. 

Hey, la canción es linda ¿eh? Pop cristiano con el característico sonido de los años setenta. Les dejo un enlace de YouTube con ese tema.

¿Por qué quieren ir a la Basílica de Guadalupe?

Dicho lo anterior, realmente me sorprende que exista interés de la gente por ir a la Basílica de Guadalupe, sobre todo un 12 de diciembre y, peor, en medio de una crisis sanitaria con COVID-19.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) había informado que el 11 y 12 de diciembre la Basílica de Guadalupe se mantendría abierta para festejar el Día de la Virgen

Sin embargo el lunes por la mañana, se emitió un comunicado conjunto que informó lo siguiente:

Que no vayan, no habrá Mañanitas. De cuates.

Decisión prudente. Porque según cifras del coordinador de Protección Civil de CDMX, David León, en 2019 había 9.8 millones de peregrinos en el atrio de la Basílica de Guadalupe, 280 mil personas en albergues y cinco mil casas de campaña.

Las cifras son abrumadoras, pero la Virgen de Guadalupe es la mera rockstar de los milagros del Tepeyac, de ahí que se distinga como «la patrona de México». Una que no necesita dar la orden, porque los fieles van por sí mismos a gatas o de rodillas a, dicen, agradecerle.

Crean en lo que puedan.

No voy a negar que cualquier manifestación de sumisión ante un supuesto ser superior me provoca desprecio. Pero si bien la estupidez tiene muchas caras, me gusta saber que existe en muchas personas una misteriosa conexión con algo inexplicable.

Por ejemplo, sé del caso de una señora que ante una grave enfermedad, se encomendó a la Virgen y, una vez recuperada, nunca dudó en mostrar su devoción

Obviamente que se sometió a tratamiento médico, si no es tonta, pero en algún momento de temor o incertidumbre, la visualización de un ser celestial le dio atención hacia sí misma, amainando emociones negativas ante su padecimiento.

¿Hubo un milagro? Por supuesto que no. Pero esa devoción fue un vehículo para enfocar su atención, aunque en su imaginación le atribuya su bienestar a la Morenita madre de México (whatever that means).

Como cada año, habrá una transmisión en vivo en el portal de la Virgen de Guadalupe para que los creyentes puedan ver a la Morenita sin ponerse en riesgo de contraer COVID-19.