Hoy en día

Maradona: ícono del futbol, grotesca celebridad y leyenda

¿Y vos cuántas Copas del Mundo tenés?

Genio y figura hasta la sepultura. Un dicho que le viene bien a Diego Armando Maradona.

25 Nov, 2020
Falleció Diego Armando Maradona a los 60 años.

Falleció Diego Armando Maradona en Buenos Aires, Argentina.

El exfutbolista argentino Diego Armando Maradona falleció de un paro cardiorespiratorio en su casa en Buenos Aires. Tenía 60 años de edad.

Maradona, quinto de ocho hermanos de una familia humilde, nació el 30 de octubre de 1960 en Villa Fiorito y se alzó hacia la fama gracias a sus dotes como futbolista. Ganó a lo grande.

Copas en Argentina, Europa, en Italia, España y, por supuesto, un Mundial de futbol, llevando al éxtasis a los hinchas que admiraban su rapidez física y mental en la cancha, con una creatividad inédita en la época.

En tiempos en los que estaba fresca la herida por la Guerra de las Malvinas, Maradona se elevó a categoría de caudillo. Un héroe popular conocido como el «Pibe de Oro» o «El Pelusa». Y en Argentina el futbol se lo toman demasiado en serio.

«Tengo una religión racional, y esa es la Iglesia Católica, y tengo una religión en mi corazón, la pasión, y eso es Diego Maradona», dijo Alejandro Verón, uno de los fundadores de la Iglesia Maradoniana, en donde se refieren al él como «D10S».

Pero no vengo a hablar de futbol, sino de su verdadero legado.

Tras su retiro de las canchas, Maradona fue presentador de televisión, entrenador de fútbol y sin duda un protagonista de escándalos más afines a la farándula que al deporte: drogas, cirugías, divorcios, pleitos familiares y más drogas.

El héroe de extraordinarias cualidades motrices y agilidad envidiables, al paso de los años se tiró al abandono hasta la obesidad mórbida, jadeando tras intentar hacer tres dominadas con un balón.

En la vida de todos hay altas y bajas, pero su historia fue otra. Era el rey de la autocomplacencia, vanidoso y ridículo: un payaso que conservó su estatus de celebridad por lo que hizo como ídolo deportivo 35 años atrás.

Un drogadicto de izquierda.

Amigo y admirador de Fidel Castro desde 1987 y de ese inmundo asesino llamado Ernesto «Che» Guevara, al punto de hacerse un tatuaje en el brazo como símbolo, según él, de la «liberación de América Latina». Claro, también tenía un tatuaje de Fidel.

E identificándose como un activista de izquierda, fue obvia y natural su amistad con el extinto Hugo Chávez o el apoyo hacia Cristina Fernández en Argentina.

Natural también fue que utilizaran al futbolista como vocero para la ideología socialista en América Latina, pues tendía un puente con el pueblo que admiraba su estatus de leyenda.

El 25 de noviembre de 2016 falleció Fidel Castro a los 90 años de edad. Y hoy, 25 de noviembre de 2020, ha fallecido Diego Armando Maradona a los 60 años. Una genial casualidad, sin duda.

Hace muchos años murió un grande del futbol, y apenas lo van a enterrar.

Comentarios