El Asunto

Del dicho al hecho hay mucho trecho: la faramalla de la demagogia.

¡Que se oigan esos aplausos! Hoy comienza el principio del fin.

23 Dic, 2020

Así dice el refrán: del dicho al hecho hay mucho trecho.

Del dicho al hecho hay mucho trecho es un refrán popular que nos refiere a la paradoja de que las acciones o el camino del individuo para seguir o alcanzar lo prometido, no corresponden a la realidad.

Que habla mucho o hace poco, pues prometer no empobrece (aunque las acciones sí lo hagan). El refrán se corresponde al estilo de la demagogia, pues alimenta el imaginario popular a base de actos que hacen mucho ruido aunque haya poca sustancia (en esencia no la tienen).

Luego, los acólitos hacen su trabajo en redes sociales y se amplifica el acto, reforzando la narrativa de confrontación con palabrerías, falsos dilemas y supuestos de toda clase. El aplauso por contrato es parte de la faramalla.

Los hechos.

El martes 22, el canciller Marcelo Ebrard irrumpió en la misa mañanera para anunciar que el miércoles 23 llegaría, antes de medio día, un primer lote de vacunas de Pfizer/BioNtech. Y sí llegaron.

Se trata de un primer lote de 3,000 dosis, con las cuales se probará el protocolo ideado para su almacenamiento, distribución y aplicación. La siguiente entrega de Pfizer a México será de 50,000 dosis.

Ebrard afirmó que entre el 23 de diciembre y el último día de enero, México recibirá 1,417,659 dosis, lo cual es una excelente noticia porque ya nada más faltan 1,414,659 para completar esta primera etapa que, si es como dicen, es de dos dosis por persona.

Alcanza para vacunar a poco más de 700,000 personas, así que supongo que la prioridad comienza con personal del sector salud, ejército, policías, funcionarios, burócratas, militantes destacados, moneros propagandistas y ahí como vayamos viendo.

Y si se agregan las de AstraZeneca, Sputnik V, Moderna y demás en 2021, pues los 128.23 millones de mexicanos podemos respirar tranquilos, al menos hasta que se nos acabe el oxígeno.

En días anteriores, vimos en redes un simulacro de recepción de vacunas por parte de autoridades porque, sí, en serio necesitan del especáculo. ¡Claro que estas 3,000 vacunas debían ser celebradas con todo!

Los trechos.

El titular de la Secretaría de Hacienda, Arturo Herrera, comentó que el monto total para la adquisición de las vacunas será de 1,659 millones de dólares (33,000 millones de pesos).

«Los recursos que se necesiten ya están aquí, los tenemos apartados, los tenemos reservados y si por alguna razón se requiriera aumentar la escala de este ejercicio, nosotros vamos a hacer espacio fiscal suficiente para ello. No existe mayor prioridad para el país hoy que tener los recursos para la vacuna», explicó Herrera en magna conferencia.

Según Martha Delgado, subsecretaria para asuntos multilaterales y derechos humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), México es el primer país de América Latina y de los 10 primeros del mundo en recibir vacunas contra el coronavirus.

«Las cosas buenas vienen en muy pocas cantidades. Hoy tenemos el privilegio de ser uno de los primeros países en el mundo que tienen una dotación significativa de vacunas para ser entregada en el próximo año”, afirmó.

Los inflamados pechos.

Lo que dijo la subsecretaria Delgado me hace preguntarme, ¿si la gran mayoría apoya a López, entonces son ciudadanos de mala calidad o de poca monta?

Suena algo clasista y racista, pero tiene razón y estoy de acuerdo: de lo bueno poco, y la inteligencia anda escasa en estos tiempos de sentidas y delicadas narrativas progresistas.

Marcelo, el fiel escudero de nuestro apóstol, comentó:

Es cierto que estamos frente a una pandemia que ha sido tremenda, la peor que hemos vivido, pero hoy es el principio del fin de esa pandemia.

Pero, ¡ah!, del dicho al hecho hay mucho trecho. Y en serio no quiero arruinarles la fiesta, pero con semáforo rojo en CDMX, Estado de México y Morelos

Con 120 mil 311 muertos en el conteo oficial (se triplica la cifra en el cálculo de expertos), con 1,000,000 de negocios cerrados, con desempleo y daño económico sin precedentes…no, no es el principio del fin.

A menos que refiera a la otra pandemia, la de la demagogia, la cual probablemente sí, hoy viva el principio del fin.

Pero esa enfermedad se extirpa, se desecha. La vacuna va de la mano del bendito neoliberalismo y el crecimiento económico, algo que estos zánganos detestan.

¡Felicidades por sus tres mil vacunas! Ya faltan menos. No hay cuarta transformación que por bien no venga.

Comentarios