El Asunto

Reyes Magos contra Santa Claus: la última batalla.

Esos sujetos con albornoz se ven sospechosos, hay que decirlo.

5 Ene, 2021
Ahí vienen de nuevo esos sospechosos Reyes Magos.

Como cada año, ya llegan los Reyes Magos.

Nunca compartí el gusto por los Reyes Magos, pues en mi casa quien cumplía con los regalos era Santa Claus, tal como Coca-Cola habría querido para que disfrutáramos la magia de la Navidad.

Tampoco fue un asunto traumático enterarme que no había un tal Santa Claus. No pasó de un «ah», y todo como si nada. Mi filosofía era (y es): con que venga lo que quiero, me doy por bien servido.

Pero no hay que desestimar el esfuerzo de los papás por enterarse qué quería el niño, comprarlo, envolverlo y esconderlo hasta colocarlo en la base del arbolito.

Ese sospechoso trío.

Estos sujetos son sospechosos. ¿Por qué sus regalos hasta el 6 de enero? Uno entra a clases en esas fechas, ni tiempo para disfrutar de juguetes o bicicletas. En cambio Santa Claus sí es un empresario previsor con mano de obra barata, entregando en tiempo y forma 15 días antes de la monserga de ir la escuela.

¿Hay que hacer una carta y ponerla en un zapato o calcetín o qué sé yo? Pero qué absurdo, ¿qué le pasa a esta gente? ¿No podían entregar la carta a los responsables y ya? Se ve bonito eso de amarrarla a un globo, pero es un poco irresponsable con el medio ambiente.

A ver, no, esperen…¿los papás salen en la noche del día 5? Pero qué escándalo. ¿El mero día? Entiendo que a veces no hay espacios suficientes para esconder regalos, o quizás aprovechan descuentos de última hora. Es que esa cuesta de enero es complicada, sin duda.

¿Cómo es posible que regalen ropa como calcetines o zapatos para la escuela? Eso es ser austero en serio y no como los de la 4T. ¡El horror! Son juguetes, señores, ju-gue-tes.

Pero igualmente agradable es ver que los medios de comunicación reporten en vivo la llegada de los Reyes Magos. Eso sin duda debe impactar a los niños y emocionarlos bastante.

¿Y por qué tres Reyes Magos? 

Hay muchas leyendas o teorías con respecto a estos sujetos de probable origen persa.

Una de estas ideas, atribuye el mito al Liber pontificalis, una recopilación de historias y leyendas cristianas del siglo IX. Si eran tres los regalos citados por el apóstol Mateo, pues eran tres sujetos. Aunque entra en juego la Santísima Trinidad u otras ideas esotéricas.

Según el historiador José Javier Azanza López, existían versiones de hablaban de dos y hasta sesenta magos, pero el teólogo Orígenes dijo en el siglo III que son tres y punto, atendiendo a razones bíblicas, litúrgicas y simbólicas. Luego, en el siglo V, mediante una declaración del Papa León I el Magno en sus Sermones para la Epifanía, quedó sellada la tradición.

Los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar aparecieron por primera vez en el Evangelio Armenio de la Infancia del siglo IV, siendo popularizados hasta el Liber pontificalis, en donde eran llamados Melchior, Bithisarca y Gathaspa.

Como sea, si son padres de familia y creen en la tradición de los Reyes Magos…¡no se hagan rosca! Tienen una misión que cumplir.

Comentarios