Comunicación

Diseñador gráfico, ¿por qué tan caro?

27 Abr, 2021

Este 27 de abril es el día del diseñador gráfico.

Vamos por partes: hoy es el Día Mundial del Diseño, así que celebramos a dichos especialistas en imagen visual tan necesarios para la identidad corporativa y la comunicación: el diseñador gráfico.

La iniciativa nació del Consejo Internacional de Asociaciones de Diseño Gráfico (ico-D, por sus siglas en inglés), fundada en 1963 en Londres, Inglaterra, y tuvo el apoyo de Naciones Unidas para ser instituido en 1991. El lema de este año es «diseño para todos y cada uno», lo que es una realidad gracias a herramientas de diseño en línea que han facilitado procesos.

Los que tienen talento en la materia, también han tenido que adaptarse a las circunstancias. Por ejemplo, un amigo, excepcional diseñador especializado en temas corporativos, siempre ha tenido trabajo gracias a su calidad. Lo sigue teniendo, pero ya no es como antes ni en tiempos ni en presupuestos. Los clientes quieren pagar menos: a veces por avaros, otras porque en verdad el presupuesto no se los permite. 

Eso ha provocado una feroz competencia en la que el precio siempre es negociable, y la calidad también, pero qué más da, quieren gastar menos. Y afecta en los tiempos de producción. Antes disponían de varios días para estudiar al cliente y su necesidad, para bocetar e ir desarrollando una propuesta, hoy se requiere un diseño para hoy. Es más, en un rato porque urge.

Si eres muy bueno, resuelves con los mismos estándares. Si no eres bueno, entregas lo que puedes, pero se sienta un precedente: vas a hacer lo que te pidan al costo que te exijan.

27 de abril, día del diseñador gráfico.

Diseñar en tiempos de redes sociales.

Y así como Instagram hizo que nuestras insípidas fotos de vidas promedio parecieran tomadas por un profesional, el diseño en línea tomó a todos por sorpresa con Canva, Snappa y demás servicios. Los celulares y las redes sociales cambiaron la dinámica para bien, pero no debemos quitar el mérito a los diseñadores gráficos que sí han estudiado todo acerca del mismo.

Yo no lo soy, pero sí puedo entender sobre calidad de imagen. Digan lo que quieran del sexenio de Peña Nieto, de que tenía una imagen institucional impecable, no hay duda. ¿Que costó mucho? Qué bueno, lo bien pagado se nota. Lo malo y mediocre, se nota más. ¿Recuerdan el fallido logo de la central avionera?

Y en general, ¿cómo es la imagen del actual gobierno? Como la del presidente: pobre y sin chiste. Opaca, cargada de simbolismos absurdos y de mal gusto. Me sorprendería saber que toda esa imagen fue estudiada por expertos del diseño, quienes trabajaron así para identificarse con el pueblo, los olvidados y desprotegidos…con la chusma.

Sin embargo no lo creo, porque como dijo el diseñador Massimo Vignelli: «No hay diseño gráfico sin disciplina. No hay disciplina sin inteligencia.»

Notas relacionadas

Comentarios