Los que saben

Innovación: Cómo superar la incertidumbre con consejos prácticos

La incertidumbre siempre está presente, pero hay que afrontarla con innovación.

La incertidumbre es la situación de desconocimiento acerca de lo que sucederá en el futuro para un evento en específico. ¡Para ello debemos confiar en la innovación! En los negocios, como en cualquier aspecto de la vida, diariamente se presentan situaciones que generan incertidumbre. Esto provoca falta seguridad, confianza o certeza sobre algo lo que impide tomar decisiones acertadas y objetivas sobre los planes a seguir.

La innovación, al ser una estrategia que no goza de antecedentes históricos ni de referencias en alguna otra parte, a menudo se teme. El grado de incertidumbre es alto, y es comprensible, pues es una apuesta hacia el futuro de la organización.

Puede ser un éxito o también un rotundo fracaso que arruine a la empresa, y es por esto que muchas veces la innovación se hace a un lado. Se ve como un proyecto de alto riesgo, que sí lo es, pero también HAY RIESGO POR NO INNOVAR. Déjame darte unos ejemplos.

Nokia

Nokia fue la primera en crear una red celular en el mundo. A finales de la década de 1990 y hasta mediados de 2000, era el líder mundial en teléfonos móviles, con más del 50% del mercado

Con la llegada de Internet, otros fabricantes de teléfonos celulares comenzaron a comprender cómo los datos y no la voz, eran el futuro de las comunicaciones. Nokia no comprendió el concepto de software y siguió enfocándose en el hardware porque la gerencia temía perder a sus clientes si cambiaban demasiado. ¡Qué gran error!

Nokia fue el hecho de que no querían liderar el cambio drástico en la experiencia del usuario. La compañía sobrestimó la fuerza de su marca y pensó que podrían superar cualquier cambio en el mercado. En 2007, Steve Jobs lanzó el iPhone, un teléfono sin teclado que fue revolucionario en ese momento. Posteriormente, Nokia finalmente tomó la decisión de competir en la industria de los teléfonos inteligentes, pero ya era demasiado tarde.

Nokia desarrolló un sistema operativo desordenado con una mala experiencia de usuario que simplemente no encajaba en el mercado. Sus productos no eran lo suficientemente competitivos y paulatinamente fue perdiendo participación de mercado hasta ser una firma irrelevante con un 3% de participación de mercado en el mundo (en 2013).

Blockbuster

¿Por qué fracasó este monstruo en la renta de películas? La empresa de alquiler de videos estaba en su apogeo en la década de los 2000. Se adaptaron a los cambios del videocasete al DVD, pero no previó el cambio en la cultura de los consumidores, ni en las nuevas tecnologías, ni mucho menos en sus modelos de negocio.

No supo entender los problemas de sus clientes. El tener que ir directamente al videoclub, y de la obligación de entregar la película a tiempo, era, en realidad, una gran molestia. Posiblemente te acuerdes de ello; o si eres muy joven tus papás te lo habrán contado.

Entonces surge Netflix. Esta startup comenzó enviando DVD a los hogares de sus consumidores. Blockbuster pensó que sus tiendas físicas eran suficientes para complacer a sus clientes. Debido a que eran el líder del mercado de alquiler de películas, la gerencia no veía por qué cambiar su estrategia.

En 2000, el fundador de Netflix, Reed Hastings propuso una asociación al ex CEO de Blockbuster John Antioco. Netflix quería que Blockbuster publicitara su marca en las tiendas, mientras que Netflix ejecutaría Blockbuster en línea.

La idea fue rechazada por Antioco porque pensó que era ridícula y que el modelo de negocio de Netflix era un «negocio de nicho». Poco sabía él que la idea de Hastings habría salvado a Blockbuster, que en 2010 Blockbuster se declaró en quiebra, y Netflix es ahora una empresa de más de 20,000 millones de dólares.

Blockbuster perdió por soberbia y no ser una empresa visionaria que tuviera una cultura de la innovación. Lamentables estos casos, pero hay otros peores.

¿En qué momento Kodak perdió el sentido de innovación?

Kodak

Kodak dominó el mercado de películas fotográficas durante la mayor parte del siglo XX. Llegó a tener el 80% de participación de mercado en los EE.UU. y el 50% en el mundo, con dos grandes productos, los rollos fotográficos y el revelado de fotografías. Esto fue así hasta la llegada de las cámaras digitales en la década de 1980.

Como sabes, la cámara digital es un sistema mucho más amigable que el viejo sistema de rollo fotográfico y revelado. Permite almacenar muchas más fotografías, no necesitas estar intercambiando rollos y mandara revelar. Además, puedes ver el resultado de inmediato. Esto provocó que murieran los rollos y el revelado y con ello, Kodak.

Pero ¿por qué mencioné que este fue un caso peor que los otros dos?

En 1975, un ingeniero llamado Steve Sasson, inventó la primera cámara digital. ¡Diez años antes de que hiciera boom el mercado de las cámaras digitales! Lo triste de todo esto, es que Steve era empleado de Kodak.

Sasson les presentó su invento a los directivos de la empresa, pero su reacción fue: «Qué era fotografía sin película». «No tenía película ni mucho menos requería revelado; esto atentaba contra el negocio de la empresa». Y por último le comentaron: «tu invento es lindo, pero no se lo digas a nadie». Los ejecutivos de Kodak no vieron a la fotografía digital como una tecnología disruptiva.

La dirección estaba tan concentrada en el éxito de la película que se perdieron la revolución digital después de iniciarla. Kodak se declaró en quiebra en 2012, la cual sorprendió a muchos.

¿Ves cómo esto fue peor? Ellos tenían en las manos el siguiente salto en la tecnología… y la dejaron ir. Si quieres evitar el futuro de estos gigantes de la industria, y ya viste que la innovación puede ser el futuro de tu empresa, pero todavía tienes miedo al futuro…

¿Cómo superas tu miedo la incertidumbre para poder innovar?

1. Toda DECISIÓN representa una apuesta al futuro. La innovación es una más.

Tomamos más de 60,000 decisiones al día. Gran parte de ella son disposiciones sobre nuestra empresa. De forma regular asumes resoluciones ya sea sobre ajustes en los precios, negociaciones con proveedores o clientes, apertura o cierre de mercados, presupuestos, sobre la contratación de un nuevo empleado, entre otras.

Todas ellas son juicios que afectarán de una u otra forma el futuro de tu organización.

¿Tienes miedo al tomar alguna de estas elecciones? Tal vez sí, pero tienes que hacerlas. ¿Qué haces para que no te tiemble la mano y poder emitir un fallo? Con seguridad tienes algunos métodos de decisión; consultas con algunos asesores;  tienes elementos que te ayudan… entonces ¿por qué no haces lo mismo con la innovación.

2. Evalúa tus probabilidades.

Muchos pensamos en solo dos posibilidades: positivo o negativo; y al tener solo dos alternativas puede provocar mucho estrés. Pero si contemplamos que la vida no todo es blanco y negro, sino que hay una amplia gama de grises, la situación se torna diferente.

Evalúa los diferentes escenarios que tienes al frente. ¿Qué probabilidades tienen de tener éxito las ideas que tienes en la mano? Y toma la que te ofrezca la mejor opción. Desde luego ten elementos que te permitan tomar una decisión pensada y razonada.

3. Conoce a tus clientes, prospectos y potenciales clientes.

No hay nada mejor que tener información de los clientes, prospectos y potenciales nuevos clientes. Y la forma más eficiente de saber qué necesitan o a qué problemas se enfrentan día a día es conversar de forma regular con ellos.

Y resalto la palabra conversar; no estoy hablando de hacer encuestas, cuestionarios ni estudios de mercado (que no tienen nada de malo y bien aprovechados pueden enriquecer la información que obtengamos de las charlas con los clientes). Se trata de escuchar mucho; de intercambiar opiniones; de conocer qué piensa el interlocutor y por qué. La riqueza de estos hallazgos no se obtiene con otra herramienta.

Es muy importante que seas tú, personalmente, quien platique con los clientes para que obtengas de primera mano la información y puedas tomar decisiones acerca de qué problemas debes solucionar con innovación.

Otra forma de conocer a tus clientes es observarlos. ¿Qué es lo que hacen? ¿qué problemas tienen? ¿cómo los resuelven? ¿qué productos usan? ¿algo les dificulta lograr lo que quieren?

Una más es interactuar con los productos que ellos usan para solucionar sus conflictos. Si tú los empleas, podrás darte cuenta de muchas cosas con las que se enfrentan tus clientes todos los días.

Y, por último, si es posible, haz el trabajo del cliente. ¡Ponte en sus zapatos! Esta es la experiencia extrema para familiarizarte con los aprietos que tienen tus clientes. Esto muchas veces no es posible pues en ocasiones se requieren ciertas destrezas, entrenamientos o habilidades, pero si puedes hacerlo, ¡hazlo!

Con ello, habrás ganado conocimiento valioso de cómo puedes mejorar la vida de tus clientes con productos o servicios innovadores.

4. Información útil, actual, confiable y relevante.

Dice el dicho: «la información es poder». Esta frase es cierta, si tienes datos:

ÚTIL. Esto es muy importante. Es frecuente que nos llenemos de informes y cifras que, lejos de ayudarte a decidir, te entorpecen el juicio; ya sea porque lo que tienes en la mano no te sirve para llevar a cabo juicios correctos, o bien tienes exceso de elementos que paralicen tu toma decisiones, lo que se conoce como “parálisis del análisis”.

ACTUALES. Que sean los suficientemente vigentes para tomar decisiones. Cuestiónate, ¿es razonablemente reciente? ¿no es vieja u obsoleta?

CONFIABLES. Asegúrate que la información que tengas sea de fuentes verídicas y reconocidas por tu industria y mercado.

RELEVANTES.  ¿Es importante para tomar decisiones? O simplemente generan ruido innecesario.

¿Qué fuentes debes emplear para la innovación?

Las conversaciones y observaciones que hagas con los clientes y que vimos en el PUNTO 3.

Información estadística que proporcionan los gobiernos. De forma usual, la información que emiten los gobiernos es confiable, a menos que la comunidad empresarial y los líderes de opinión desconozcan estas cifras.

Ejemplos de ello son los informes que elabora el INEGI de México, el DANE de Colombia, el INDEC de Argentina o el INE de Chile. Este tipo de información únicamente sirve como referencia histórica que permite predecir escenarios futuros.

Cámaras y asociaciones industriales. Estas organizaciones realizan muchos estudios y reportes con gran valor porque son desarrollados por los gremios. Estos informes pueden ser gratuitos o pagados.

Algunos públicos y otros disponibles solamente para socios. En algunos casos, proporcionan predicciones.

Líderes de opinión y expertos. Siempre hay especialistas para toda industria y mercados. La mayoría escriben en los principales periódicos o revistas especializadas. También llegan a tener blogs, perfiles en las principales redes sociales (cuidar que sean cuentas verificadas) y podcasts.

Revistas especializadas y periódicos. Estas publicaciones suelen tener estadísticas, reportes y estimaciones recientes realizadas por un equipo dedicado. Una de las ventajas adicionales de revisar los diarios, es conocer las fuentes a las que hacen referencia y poder consultarlas posteriormente.

Los Bancos. Estas instituciones publican, de forma frecuente, análisis y predicciones sobre el comportamiento de los mercados. De forma usual esta información es gratuita y está disponible de forma periódica en diversos sitios web. Un ejemplo de ello es la del banco BBVA (www.bbvaresearch.com).

La innovación es el recurso para trascender.

¡No te olvides de los estudios de mercado!

Estudios de mercado. Esta es la última opción que debes consultar, siempre y cuando la información sea necesaria y no la encuentres en las alternativas anteriores. Si optas por realizar algún estudio de mercado, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué necesitas saber?
  • ¿Qué decisiones vas a tomar con esta información?
  • ¿Cuánta precisión requieres?

También, debes considerar que hay varios charlatanes en esta industria, que aparentemente te hacen estudios de mercado, pero en realidad, solo te presentan resultados sin en realidad haberlos hecho. ¿Cómo selecciono yo a las agencias?

  1. Que sean miembros de alguna organización de agencias de investigación como AMAI o ESOMAR
  2. Que sean recomendaciones de colegas.

Es muy importante que seas consistente con tus fuentes y métodos.

Trabaja en equipo. No tienes por qué tener tú solo todas las respuestas. Apóyate en tu equipo de confianza para compartir opiniones e información. Evalúen en conjunto todos los reportes, estudios y cifras que hayan capturado de los puntos anteriores.

¡Decídete a innovar!

Espero que estos consejos te sirvan para superar los miedos a la incertidumbre y te decidas a innovar de una vez. Recuerda que el mundo está cambiando y evolucionando día con día. Tú decides si es contigo o sin ti.

A inicios del siglo XXI se comienza a comercializar la leche de almendras. El iPod, incluso ya desaparecido hoy, se introdujo en 2001. En 2002 aparece el parche hormonal anticonceptivo creado por Ortho McNeil.

Hace apenas 17 años, en la Universidad de Harvard, Mark Zuckerberg estaba gestando lo que hoy es Facebook, y originalmente se llamó Facemash.

Hace 15 años

El 23 de abril fue cargado el primer vídeo en YouTube, “Me at the Zoo”.

Nescafé Dolce Gusto, el popular sistema de cápsulas de café de Nestlé, salió al mercado en 2006.

En 2007 Steve Jobs inicia el mercado de los teléfonos inteligentes al presentar al mundo el novedoso iPhone.

Ese mismo año, Netflix, una empresa fundada en 2000, lanzó su servicio en el hoy popular servicio de streaming.

El 19 de noviembre de 2007 apareció el primer lector de libros electrónicos Kindle.

Spotify se lanzó el 7 de octubre de 2008 al mercado europeo, mientras que su implantación en otros países se realizó a lo largo de 2009.

Tan solo en 2011, Jan Koum introdujo WhatsApp, quien hoy está disponible en 60 idiomas y cuenta con dos mil millones de usuarios en el mundo.

Hace 10 años.

Kevin Systrom y Mike Krieger lanzaron Instagram en iPhone en 2010. Y hasta 2 años después crearon una versión para Android.

Tan solo en febrero de 2010 Ryan Graves se convirtió en el primer empleado de Uber.

Hace 5 años

Zoom lanzó una versión preliminar en septiembre de 2012, pero se popularizó a partir de abril de 2020, durante la pandemia por el coronavirus.

La startup Icon consiguió, en 2018, construir una casa impresa de 250 pies cuadrados en un solo día.

Así que como ves, tecnologías que hoy son muy familiares para nosotros hasta hace pocos años NO EXISTÍAN , y pronto se considerarán viejos y obsoletos. Mira hacia atrás y observa tu iPod y dime si todavía lo sigues usando.

Tú decides si quieres subirte a la ola del futuro diseñando el Tomorrrow que tú quieres, o prefieres tirarte a la hamaca viendo pasar las oportunidades. Innova o Muere.

Ricardo Aoyama
Si quieres aprender más sobre innovación y emprender un negocio rentable, te invito a tomar el curso gratuito al que he llamado DE5AFÍO. Tengo muchos servicios GRATUITOS para ti y varios más que estoy creando. ¡No tengas excusas para INNOVAR!

Comentarios