Mundo

Apple despide a ejecutivo por comentarios sexistas

¿Pero realmente fueron malos comentarios?

13 May, 2021
Apple despide a ejecutivo por comentarios sexistas.

2,000 empleados firmaron una petición para que la empresa revisara el caso.

San Francisco, 13 may (EFE)

La tiranía de la cancelación es de armas tomar, y se han anotado un éxito más, pues Apple decidió despedir a uno de sus ejecutivos para tecnología publicitaria, a raíz de unos comentarios considerados como sexistas que incluyó en un libro publicado en 2016.

Se trata de Antonio García Martínez, nacido en Estados Unidos, de padres cubanos y con doble nacionalidad estadounidense y española, cuyo libro relata su experiencia trabajando para Facebook, uno de sus anteriores empleadores.

Tras seleccionar este y otros varios extractos de su libro, más de 2,000 empleados de Apple firmaron una petición en la que pedían a la empresa que revisara la contratación de García Martínez, puesto que ésta «sembraba dudas sobre la cultura de inclusión» de la compañía. Y, claro, funcionó.

«En Apple siempre nos hemos esforzado por crear un lugar de trabajo inclusivo e integrador en que todo el mundo es respetado y aceptado. Los comportamientos que degradan o discriminan a la gente por razón de quienes son no tienen lugar aquí», indicó la empresa en un comunicado.

La empresa de tecnología no especificó si García Martínez fue despedido o abandonó la firma voluntariamente, sino que se limitó a confirmar que el ejecutivo -contratado hace apenas unas semanas- ya no trabaja para ellos.

Aquí la pregunta relevante es: ¿la mayoría de las mujeres de la Bahía de San Francisco son flojas y débiles? ¿Son mimadas e ingenuas pese a que se jacten de cosmopolitas y en general cargadas de bobadas? Eso opinó García en 2016 y lo publicó en un libro. ¿Pero y en 2021 que cambió? En San Francisco, parece que nada.

¿Todas las opiniones, por inciertas o falsas que puedan ser deben pasar por el filtro del sexismo y la discriminación? ¿Cuál es la ofensa o cuál podría ser una ofensa el día de mañana? La tiranía de la corrección política avanza sólidamente y, en estos tiempos, lo más apreciado son los pensamientos no expresados.

En el texto dedica algunas frases a exponer sus impresiones sobre la mayoría de las mujeres del área de la Bahía de San Francisco, a las que califica de «flojas y débiles, mimadas e ingenuas pese a que se jacten de cosmopolitas, y en general cargadas de bobadas». Y despertó la ira de la corrección entre los empleados de la compañía de Cupertino, California.