Mundo

La mentira de la fundación de Tenochtitlán: una más de la demagogia

12 May, 2021

La fundación de Tenochtitlán no ocurrió un 13 de mayo de 1321, pero eso quiere el Gobierno.

Con información de EFE

¿Por qué situar la fundación de Tenochtitlán en 1321? Por necedad, por conveniencia ideológica, pues así se hace coincidir esa fecha con otros eventos históricos de México. Sin embargo se trata de una ocurrencia. Una más.

El Gobierno mexicano conmemora este jueves 13 de mayo los 700 años de la fundación de Tenochtitlán por mera imposición, como parte de los 15 eventos de conmemoraciones históricas de 2021 que incluyen los 200 años de la independencia del país y los 500 años de la conquista. Una manipulación.

Antonio García de León, investigador emérito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), afirma: «Realmente no se sabe a ciencia cierta cuándo fue la fundación de Tenochtitlán y las únicas fuentes que hay del siglo XVI, es decir, 200 años después de la supuesta fundación, dicen que esa fecha coincidiría con el año 1325.»

García de León comenta que ese documento se refiere todavía el uso del calendario prehispánico de los aztecas y eso corresponde al año 1325 «como una fecha posible», de ahí que este festejo de 1321 sea una total arbitrariedad, inventando una fecha para hacerla coincidir con 1821, 1921 y 2021.

Y remata el doctor en Historia por la Sorbona de París: «ningún arqueólogo, ningún historiador ha avalado esto e incluso se han negado a participar en este embuste».

Foto de Sashenka Gutiérrez para EFE.

Entre ignorancia y ocurrencias

Eduardo Matos Moctezuma, reconocido arqueólogo mexicano y catedrático de la UNAM, destacó que el Gobierno mexicano «está pensando que la Ciudad de México se fundó con un acta y un gran acontecimiento y en realidad no, porque las ciudades mesoamericanas no se fundaban así».

Antiguamente, estas ciudades empezaban a crecer alrededor de una aldea, algunas tenían éxito y se volvían ciudades y otras no y entonces desaparecían. «Fue una casualidad que una ciudad fundada en una isla bastante inhóspita haya logrado constituir después un imperio, pero llevó muchos años llegar a eso», apuntó García de León.

Casi todos los autores se basan en la «Historia verdadera de la conquista de la Nueva España» escrita por Bernal Díaz del Castillo (1495-1584), la única referencia directa desde antes de la conquista y que puede tomarse como más o menos cierta, pero no es posible tener certeza en muchas fechas, como en la supuesta fundación de Tenochtitlán.

¿Pero qué se podría esperar de un régimen cuyo alimento está en la demagogia? Con una visión en blanco y negro, sin colores ni matices, sólo el capricho de un hombre cuyo mayor anhelo es figurar en los libros de historia. Y lo va a lograr, porque nunca se había visto tanta vanidad y sinrazón en un presidente que, si bien es pequeño, tiene una soberbia que apenas cabe en Palacio Nacional.

Conclusión: Ni los propios aztecas tenían una fecha definitiva para fijar la fundación de su ciudad, aunque no faltarían celebraciones según sus usos y costumbres y se da por buena la fecha de 1325.

La expresidente brasileña Dilma Rousseff es invitada de honor en este festejo inventado y creo que sería un gran detalle invitarle un pozole, para que pruebe los sabores de México y se le platique cómo lo preparaban en los años de gloria mexica. Qué tiempos aquellos en que no había estupideces como el etiquetado claro.

Comentarios