Los que saben

El ser humano, su relación con medio el ambiente y los recursos naturales

¿Qué está pasando con los recursos naturales?

A partir de la Revolución Industrial en Europa, las condiciones económicas determinaron de manera importante el estilo de vida mundial en el aspecto político, cultural, social y comercial, afectando considerablemente el medio ambiente. El desarrollo científico e industrial se han destacado por cambios drásticos y rápidos; siendo cuestionable si las acciones son para beneficio de la humanidad, porque al destruir o modificar los elementos bióticos y abióticos el perjuicio es también para el ser humano (Colin, 2003). La crisis medio ambiental no distingue grupos étnicos, credo, ley, lengua, desarrollo económico, por lo que este problema tiene implicaciones a nivel mundial.

Las destrucciones o deterioros ambientales se observan en todas partes del planeta, algunos de ellos son: contaminación del agua y el aire, envenenamiento del suelo, cambio climático, tala inmoderada de árboles, extinción de especies de flora y fauna, destrucción de espacios naturales, que son los espacios para la reproducción y protección de plantas y animales que forman parte de las cadenas alimenticias y control del equilibrio ecológico (Colin, 2003; Severiche-Sierra et al., 2016).

La importancia de los recursos naturales

El ser humano para su vivencia necesita hacer usufructo correcto de los recursos que la naturaleza le ofrece, sólo que el uso de éstos debe ser en forma racional para no llegar a la depredación; recordemos que en la segunda mitad del siglo XX y principios de la primera década del siglo XXI, a nivel mundial, se ha incrementado la población, variable que ha modificado el uso del suelo y cultivos, vivienda y pastizales; el agua para uso doméstico e industrial, tala inmoderada, entre otros. Es necesario un cambio de conducta y mentalidad para lograr un desarrollo sustentable, que consiste en la relación armónica entre naturaleza-hombre-economía (Severiche-Sierra et al., 2016).

Estos problemas no son nuevos, mas bien son relevantes en la medida en que demos importancia al impacto del creciente deterioro de la naturaleza y las relaciones inadecuadas que ejercemos con ella y entre nosotros mismos. Se necesita ofrecer opciones que transformen nuestra forma de vida en procesos de armonización y convivencia sana para relacionarnos humana y adecuadamente con el medio. Las relaciones con el medio ambiente son tanto con la naturaleza como con la sociedad, por lo que se necesita comprender las estructuras grupales  y cómo cooperar en el conjunto con el afán de lograr un beneficio común. Esto es fundamental porque de otra manera no podemos resolver problemas tan serios que de manera cotidiana se presentan en los diferentes espacios de convivencia que tiene el hombre con su entorno, sea en la ciudad o en el campo (Miranda, 2013).

La especie humana a lo largo de su existencia ha utilizado cada uno de los elementos naturales, bajo el razonamiento de que están a su disposición en el momento y de la forma que le plazca; la realidad es que ella integra ese medio natural, por lo tanto debemos partir que el ser humano es parte de la naturaleza. El respeto y admiración a la naturaleza, el hombre lo manifiesta cuando se presenta un fenómeno natural al afectar a la sociedad, por lo que el comportamiento de él ha sido miope, limitado a la creencia de que «si me afecta directamente tengo la responsabilidad de actuar», si sucede al otro lado del mundo «no es mi problema porque no me afecta».

Es importante trabajar para transformar la visión limitada sobre el respeto a la naturaleza, por otra más amplia que permita sensibilizar, tomar conciencia de la totalidad en los procesos que impactan al medio para asumir posturas responsables y comprometidas ante el cuidado, conservación del mismo, protección de los equilibrios ecológicos y ciclos vitales para garantizar el uso adecuado de los recursos naturales.

Bibliografía

Colín, L. (2003) Deterioro ambiental vs. Deterioro económico y social. Boletin IIE, 103- 108.

Miranda, L. (2013). Cultura ambiental: un estudio desde las dimensiones de valor, creencias, actitudes y comportamientos ambientales. Producción + Limpia, 8 (2), 94-105. http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1909-04552013000200010&lang=es

Severiche-Sierra, C., Gómez-Bustamante, E., & Jaimes-Morales, J. (2016). La educación ambiental como base cultural y estrategia para el desarrollo sostenible. TELOS. Revista de Estudios Interdisciplinarios en Ciencias Sociales, 18, 266-291.