Los que saben

Qué es la cannabis y cuáles son sus tipos o características.

Es una planta, sí. ¿Pero qué es la cannabis?

En esta ocasión, vamos a profundizar sobre qué es la cannabis. Aquí vamos a decir simplemente que la cannabis es una planta, punto. Conocerla, es remontarse a la historia de la humanidad, de ahí su importancia y de referirse a ella correctamente. Vamos a ir conociéndola poco a poco, pero primero lo primero.

Para que quede bien clarito, LA CANNABIS ES UNA PLANTA. OK, ya con eso creo que es suficiente. Pero no es como cualquier planta, esta es diferente. Maravillosa. Llena de misterios y con grandes cosas para ofrecernos. En esta sección queremos que todo mundo la conozca y que sepa por qué es maravillosa. Sin prejuicios.

¿Qué es la cannabis?

Venga, empecemos por el principio de la cannabis.

Cannabis es la denominación que recibe la planta. Sativa quiere decir «sembrada» y se usa para indicar la variante común o cultivada de la planta. Pertenece a la familia cannabácea de plantas florales. Son polinizadas por el viento y generan plantas masculinas y femeninas.

El nombre científico de la planta es Cannabis sativa l. La “L” es por Carlos Von Linneo, botánico suizo que la describió y clasificó primero en 1753. Años después, en 1785, Jean Baptiste Lamarck clasificó otra especie, la Cannabis índica. Sobre la clasificación de la rudelaris, los científicos siguen discutiendo porque no están seguros de si se trata de una especie separada.

Actualmente, el Jardín Botánico de Missouri en Estados Unidos, ha reconocido trece especies, incluidas C. sativa y C. índica: C. americana, C. chinensis, C. erratica, C. faetens, C. generalis, C. gigantea, C. intersita, C. kafiristanica, C. lupulus, C. macrosperma y C. ruderalis, así como varias especies más de C. sativa y C. índica.

Con base en el Código de Nomenclatura Botánica clasificadas taxonómicamente, existen tres especies principales de cannabis: la sativa, la índica y la ruderalis.

Cada especie es de una zona geográfica distinta y tienen distintas concentraciones de los mismos compuestos químicos. Es difícil clasificar todas las especies porque ya hay tantas variedades, pues cada vez que se cruzan dos genéticas, nace una nueva raza con unas características organolépticas únicas.

Hoy en día hay tantas y distintas hibridaciones para obtener distintos niveles de sus compuestos químicos, que es difícil encontrar una especie tan, tan pura, así como mi sagrado corazón.

Básicamente todas las variedades de cannabis se pueden clasificar en tres grandes grupos: Índica, Sativa y Ruderalis.

La sativa, la energética.

La cannabis subsp. sativa procede principalmente de zonas cálidas y tropicales de Asia, América y África. Las plantas son altas y pueden crecer hasta 5 metros. Sus hojas son grandes y finas. Dice el primo de un amigo, que produce un efecto energético, rápido y eufórico.

Como dato importante, esta especie fue muy utilizada para producir papel en siglos pasados, después, la industria se enfocó en los árboles. El uso de esta planta en el cuidado del medioambiente es muy importante. Todas las variedades de cáñamo industrial son consideradas Cannabis sativa.

Hoy en día la industria del cáñamo está creciendo de manera importante produciendo combustibles, fibras, papel, material para construcción y su semilla conocida como hemp, es considerada como super food porque contiene altísimos niveles de proteína.

La índica, la relajante.

Esta especie es originaria del continente asiático y se extiende por India, Tíbet, Pakistán, Nepal y Afganistán. Esta especie se adapta más a climas más áridos y secos. Es de estatura más baja y son plantas robustas, achaparradas y de hojas anchas.

También dice el primo de mi amigo, que esta especie tiene un potente efecto narcótico que se caracteriza por ser físicamente muy relajante. Es un tipo de cannabis muy utilizado para el uso medicinal.

La ruderalis, la rusa silvestre.

La especie ruderalis es una variedad de Rusia, Europa Central y Asia Central. Genéticamente, la Cannabis ruderalis se puede ubicar entre las cepas índica y sativa. La palabra «ruderal» significa algo que crece en terrenos baldíos o donde se vierten residuos o escombros.

Los botánicos la han nombrado así para clasificarla como un tipo de planta de cannabis con carácter de maleza pues se adapta a severas condiciones ambientales. Sus plantas son bajitas y compactas, sus hojas son esbeltas y finas.

Esta planta ha cobrado importancia entre los cannabicultores ya que funciona perfectamente en la creación de nuevas cepas de índicas y sativas. Por tener niveles bajos de psicoactivo no es del interés para uso recreativo.

¿Qué es la cannabis?
Mil variedades, millones de posibilidades.

Hay un titipuchal de cepas de cannabis que sería imposible nombrarlas aquí, pero al menos ya conocen las tres básicas. Podemos decir que al cruzarlas se generan las distintas cepas, que, por poner un ejemplo, podemos hablar de la Acapulco Golden, famosísima de México para el mundo en el uso recreativo (dicen).

Se han creado cepas para los tratamientos medicinales y cepas para su uso industrial. Esta planta ofrece tantas posibilidades de uso, que no deja de sorprendernos.

Es importante decir que no todas las especies son psicoactivas; para que sintamos los efectos THC, que es el que pone chido, primero, la cannabis debe pasar por un proceso de combustión llamado descarboxilación, este se logra con la aplicación de calor al fumarla o cocinarla.

Sin embargo, cabe recalcar que la dosis, la tolerancia, el método de consumo y el perfil químico específico de cada planta, son los factores que determinan los efectos en nuestro cuerpo.

Gracias por llegar hasta aquí.

Comentarios